boutique-para-niños

Sin categoría

El sueño de ser niño

31 Ago , 2017  

Hola a todos los que están visitando mi blog. A los viejos acompañantes que han seguido mi trayectoria, y a los nuevos que apenas están conociéndome. Les aseguro que no se sentirán defraudados, y cada recomendación que aquí se hace sirve para algo o para alguien. ¡Así que comencemos!

¿Te imaginas que pueda existir una boutique para niños? No una tienda que tenga un apartado para infantes, sino un lugar hecho solamente para ellos. Una esfera en donde sus fantasías puedan ser realidad, en el cual puedan rozar con las yemas de sus dedos las finas telas de un vestido y soñar con convertirse en la princesa de Disney que tanto admiran. Mientras que los pequeños aspirantes a hombre se pueden visualizar con trajecitos hechos a la medida para cualquier ocasión, una réplica de sus padres, la ilusión propia de la edad.

Es el sueño de todo niño, créanme. Yo recuerdo que en mi infancia me molestaba ir por los largos pasillos de las tiendas departamentales, para encontrarme que el cuarto más pequeño del lugar era el que estaba dedicado para los niños de mi edad. No entendía que no nos consagraban espacios mayores, puesto que el poder adquisitivo era el de nuestros padres, pero, aun así, no se me hacía justo. Desde pequeña había tenido un poco de revolucionaria en las venas, queriendo mostrar la injusticia de las situaciones, pero en ese momento sin entender las causas de ello. Era como una mini Mafalda diluida en la realidad. Gracias Quino por crear a este personaje, por entender a los niños y a los adultos al mismo tiempo.

bebela

Pero no creas que soy solamente yo, también me he fijado en mis hermosos sobrinos. Cada vez que los llevamos a estos pocos espacios que fueron creados solamente para ellos, ya sea un restaurante o una tienda de ropa solamente hecha para ellos, sus ojos se iluminan, sus sonrisas abarcan su cara completa, sus risitas inundan el lugar.

Esto es causado por un gen misterioso en el ADN del ser humano, en donde éste nunca estará conforme con su edad. De niños ansiamos por ser adultos, probándonos la ropa de nuestros papas, el maquillaje de las madres y el reloj de los padres; cuando somos adolescentes continuamos con nuestra febril lucha de ser tratados con los mismos derechos que un adulto, tener nuestra independencia, el dinero necesario para nuestros caprichos; no obstante, cuando llegamos a cierta edad queremos retroceder, se crea una nostalgia por todo lo que dejamos pasar, por la inocencia que nos caracterizaba en la infancia, por lo apasionado que llegamos a ser en la juventud. Jamás estaremos conformes con lo que tenemos o vivimos.

Mientras tanto, deja que tus hijos, tus sobrinos, tus primitos vivan la experiencia de sentirse “niños grandes”, deja que disfruten de tener una boutique inspirada solamente para cubrir sus necesidades. Por eso te recomiendo, Bebela, un lugar que cumple estas ilusiones, y las vuelve realidad.

Deja un comentario en la parte inferior de la página si te pareció interesante esta información y te responderé enseguida. Por favor, comparte con todos tus amigos en tus redes sociales si crees que a ellos les puede interesar o servir. Muchísimas gracias por leerme, y no olvides estar al pendiente de la información que estaré trayendo para ti. ¡Hasta la próxima!


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

www.000webhost.com